Para volar en España legalmente de un modo profesional, el piloto de RPAs debe de tener una titulación que avale sus conocimientos sobre drones y realizar servicios profesionales trabajando para un Operador habilitado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

En ningún caso, una titulación de piloto de RPAs, habilita al piloto para realizar trabajos profesionales por su cuenta.

En pocas palabras, para poder trabajar, debe de formar parte de la plantilla operacional de un Operador habilitado.

Certificado de piloto de RPAs

Para la obtención de esta titulación, el piloto debe de disponer de un certificado básico o avanzado para el pilotaje de aeronaves civiles pilotadas por control remoto, emitido por una organización de formación aprobada, conforme al anexo VII del Reglamento (UE) n.º 1178/2011, de la Comisión, de 3 de noviembre de 2011, por el que se establecen requisitos técnicos y procedimientos administrativos relacionados con el personal de vuelo de la aviación civil, que acredite que dispone de los conocimientos teóricos adecuados en las materias de: Normativa aeronáutica, Conocimiento general de las aeronaves (genérico y específico), Performance de la aeronave, Meteorología, Navegación e interpretación de mapas, Procedimientos operacionales, Comunicaciones y Factores humanos para aeronaves civiles pilotadas por control remoto, según normativa vigente publicada en el artículo 50 del BOE num 163 del 5 de Julio de 2014, y revisado en el artículo 50 del BOE num 252 del 17 de octubre de 2014

Además, el aspirante a piloto deberá acreditar que tiene 18 años de edad cumplidos, ser titular como mínimo, de un certificado médico que se ajuste a lo previsto en el apartado MED.B.095 del anexo IV, Parte MED, del Reglamento (UE) n.º 1178/2011, de la Comisión, de 3 de noviembre de 2011, por el que se establecen requisitos técnicos y procedimientos administrativos relacionados con el personal de vuelo de la aviación civil en virtud del Reglamento (CE) n.º 216/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, en relación a los certificados médicos para la licencia de piloto de aeronave ligera (LAPL) en el caso de operar aeronaves de hasta 25 kilos de masa máxima al despegue, o  deberán ser titulares como mínimo de un certificado médico de Clase 2, que se ajuste a los requisitos establecidos por la Sección 2, de la Subparte B, d anexo IV, Parte MED, del Reglamento (UE) n.º 1178/2011, de la Comisión, emitido por un centro médico aeronáutico o un médico examinador aéreo autorizado en el caso de pilotos que operen aeronaves de una masa máxima al despegue superior a 25 kilos.

Si estás interesado en la realización del curso de piloto de RPAs, teórico y/o práctico, contacta con nosotros aquí.

 

Operador de RPAs Habilitado por AESA

Sin la habilitación de AESA como operador de RPAs, una empresa, autónomo o persona física, NO puede realizar trabajos profesionales con drones.

 

El piloto de RPAs debe de tener un contrato mercantil con el operador para poder realizar cualquier tipo de trabajo con drones, y debe de estar dado de alta en el manual de operaciones del operador como piloto de su plantilla y flota o flotas.

 

Una sociedad mercantil o autónomo, pueden darse de alta como Operador en AESA para que así sus pilotos puedan realizar los trabajos profesionales ofertados a terceros con los drones del operador.

Los medios aceptables de cumplimiento y material guía publicados por AESA contienen la información y estudios que deben presentarse para la tramitación del alta como operador de RPAs habilitado por AESA según el marco regulatorio actual para las operaciones con drones. Puedes acceder al detalle de este marco regulatorio pinchando aquí.

Si quieres que Drone X Services te ayude a preparar toda la documentación requerida por AESA para conseguir la habilitación como Operador de drones, contacta con nosotros aquí.

Puedes acceder al listado en vigor de operadores de RPAs habilitados por AESA pinchando aquí.